En un mundo globalizado, la publicidad no es una isla, y más pronto que tarde, ya se está resintiendo del covid 19, suprimiendo eventos, y con muchos de sus trabajadores instalados en el tan traído y llevado teletrabajo.

Os copiamos hoy este artículo publicado por marketingdirecto que nos cuenta como está afectando ya.

La industria publicitaria (como prácticamente todos los sectores de actividad) está sufriendo también los fortísimos embistes de coronavirus. Buena parte de sus profesionales trabajan actualmente confinados en sus hogares y acogotados por la incertidumbre de no saber qué pasará en los próximos meses en una industria, la publicitaria, obligada a coger el toro por los cuernos y a sobreponerse a los cambios que se ciernen indefectiblemente sobre ella.

Particularmente afectados por la crisis del coronavirus están los eventos, una industria estrechamente emparentada con el marketing y la publicidad. En los últimos día ha habido una auténtico lluvia de cancelaciones y aplazamientos de eventos. E incluso el todopoderoso Cannes Lions pende de un hilo. Se trata de un auténtico varapalo para un sector, el del marketing y la publicidad, que vuelca buena parte de sus presupuestos en los eventos.

Sobre los presupuestos publicitarios se cierne también la alargada y lóbrega sombra del coronavirus. Zenith, la agencia subsidiaria de Publicis Media, ya ha anunciado que tendrá que ajustar (necesariamente a la baja) sus previsiones de gasto publicitario a escala global de cara a 2020. En un principio la inversión publicitaria iba a crecer este año en todo el mundo un 4,3%.

En Havas Media aventuran también un notable declive en el gasto publicitario (a la luz de la fuerte incertidumbre económica que hay solapada a la pandemia).

¿Qué pasará con la Eurocopa y los Juegos Olímpicos?

Prisioneros del desasosiego están también los que se jactan de ser los eventos deportivos (y publicitarios) más importantes del año: la Eurocopa y los Juegos Olímpicos de Tokio. A día de hoy nadie cuenta ya con que estos dos eventos, tan lucrativos para la industria publicitaria, puedan celebrarse realmente celebrarse sin ningún tipo de complicación.

Aun así, y aunque potencialmente privadas de la Europa y las Olimpiadas, las cadenas de televisión tienen a bote pronto muchísimo que ganar con el coronavirus. Recluidos en casa ante la amenaza del coronavirus, los consumidores posan inevitablemente sus ojos en la pequeña pantalla, cuya audiencia se ha incrementado notablemente en los últimos días como consecuencia de la crisis provocada por la enfermedad.

Junto con los servicios de vídeo en streaming, la televisión tiene muchas papeletas para sortear con éxito la crisis del coronavirus y salir más o menos indemne del caos (pese a quedarse compuesta y sin deporte televisado).

Bastante más complicada es la situación para los medios impresos. The New York Times anticipa, sin ir más lejos, una caída del 10% en sus ingresos publicitarios emanados de la publicidad digital durante el primer trimestre del año. Y también las revistas adscritas al ramo del lujo, la moda y la belleza se enfrentan a más que posibles hemorragias en la inversión publicitaria volcada en ellas. No en vano, muchas firma de moda están radicadas en Italia, el país más afectado en tierras europeas por el coronavirus.

“Pitches” por videoconferencia: así está cambiando el trabajo de las agencias

Si nos detenemos en la agencias, su día a día laboral ha cambiado de manera radical desde que la crisis del coronavirus se agudizara por estos lares. Algunos “pitches” se han aplazado y los que siguen en pie se llevan a cabo mediante videoconferencia (algo totalmente impensable hasta hace poco). Pero esta es la realidad actual en las agencias y parece que se prorrogará aún durante algunos meses.

Pocos en la industria marketera y publicitaria se hacen ilusiones a la hora de calcular el impacto de la crisis del coronavirus en sus propios dominios. “Tenemos que asumir de manera realista que la recesión global que se avecina no pasará precisamente de puntillas por la industria publicitaria”, asegura Martin Schnaack, CEO de la agencia alemana Avantagarde, en declaraciones a W&V.

Para capear el temporal (y no ser tan dependiente, por ejemplo, de la celebración de eventos y festivales presenciales) es importante que las marcas pongan el acento en las experiencias digitales, apunta, por su parte, Matthias Wesselmann, CEO de la agencia alemana fischerAppelt.

Por su parte, Florian Haller, CEO de Serviceplan, cree que el coronavirus dará fuelle no sólo a las experiencias digitales sino también al marketing de naturaleza local y apegado a pequeñas comunidades.

Deja un comentario

Error: Please check your entries!