Seguro que habéis escuchado alguna vez la palabra Mindfulness, se ha traducido de varías manera, y todos los sectores la utilizan. Básicamente se trata de estar aquí y ahora. Un proceso psicológico para poder estar en el presente y ser consciente de que uno está en ese presente.

Lo fundamental en el Mindful Marketing es: poner a la persona en el centro de nuestras decisiones, y va más allá.

Estar presente (con todos los sentidos) en el proceso de construcción de una estrategia de Marketing.

A veces el día a día laboral, nos mantiene acelarados, y las tareas resultantes son desordenadas, sin análisis, improvisadas…

¡DETENTE! Analiza, Medita, Re-prioriza, si es necesario. No es fácil, pero si lo llevas a acbo, enseguida verás lo beneficios.
Se trata de proponer un consumo más consciente, reconocer el impacto de las acciones en el medio ambiente, y en la sociedad en general. Compañías como Google o LinkedIn ya están incorporando el Mindful Marketing en sus procesos.

Te damos unas claves para incorporarlo en tus estratégias:

Cuando lo aplicamos en los negocios, cambia la perspectiva.

Te permite enfocarte en las personas y en su enloquecido monologo interior. Tanto en los que conciernen a tu equipo, como en los de tus clientes. Concentra tus esfuerzos en que el trabajo de tus líderes sea claro, ordenado y planificado, los resultados serán claramente mejores.

Por eso, en de tu empresa te recomendamos:

Claridad en tus objetivos. Realismo
Enfócate en lo que puedes y sabes hacer.
Fomenta acciones de desconexión y meditación. Libera tu mente para pensar con claridad.

De esta manera, el Mindful Marketing te ayudará en tu negocio:
Deja a un lado el ego de tu marca o empresa. Sé empático con el otro.
Consigue que tus consumidores se identifiquen con tu mensaje, pensando como ellos.
Anticípate a las preguntas que puedan surgir. Respondiéndolas antes.

Deja un comentario

Error: Please check your entries!