Cada día escuchamos y leemos muuuchas opiniones de expertos y de otros que no lo son, de la economía del país, de Europa y del mundo. Datos y más datos que a veces resultan imposibles de descifrar para la mayoría de los ciudadanos de a pie. En general nos auguran malos tiempos pero no creo que sea bueno regocijarnos en esta idea.

Si algo ha quedado claro en esta experiencia es la paradoja de la vida, y recordamos la afirmación que dice que “los caminos de Dios o de la vida son inescrutables”, nada es previsible , lo que parece negativo para unos puede acabar siendo positivo para otros , incluso para los primeros.

Así que olvidada la primera idea de este texto fijamos nuestra atención en el trabajo diario, sin mirar atrás y poco a poco se creará la sinergia necesaria para prosperar. A estas alturas con lo que llevamos detrás y no os cuento si nos remontamos a mucho mas allá , ¿a quién le asusta el esfuerzo? en realidad términos como éste o la perseverancia, la disposición, el ingenio …. rompen en pedazos al aburrimiento, a la rutina, a la desidia.

Es muy satisfactorio dar una vuelta por la ciudad y ver cómo hemos aprendido la lección, en general. La hostelería crea espacios de terraza que antes eran inimaginables, los desintoxicantes son ya una prolongación de los brazos de los camareros, en las ópticas, tiendas, comercios, bancos …. se guardan colas con tranquilidad para ser atendidos , todo bajo control de gel , mascarilla etc… NOS HEMOS ADAPTADO EN TIEMPO RECORD!!! y todo debe seguir fluyendo como corresponde.

No nos olvidamos de tantas y tantas personas que están en condiciones precarias y tantos y tantos establecimientos que se han quedado en el camino pero la intención de este escrito es reconocer que la vida sigue y para ello debemos seguir en ella con la mejor actitud posible.

Redes os desea feliz y luminoso fin de semana!

Deja un comentario

Error: Please check your entries!